Publicidad

miércoles, 28 de diciembre de 2011

Droga por los cielos


A finales de noviembre, la Oficina Nacional Antidrogas venezolana presentó al gobierno de Hugo Chávez un informe titulado “Situación del tráfico aéreo de drogas ilícitas en la República Bolivariana de Venezuela”.
En el documento de 35 láminas se señala que el país posee extensos corredores aéreos y zonas llanas en la frontera con Colombia que propician el almacenamiento de drogas y su posterior traslado a los mercados finales o a puntos de trasiego secundario como son República Dominicana-Haití o los países centroamericanos, con Honduras a la cabeza.
Las rutas con mayor frecuencia de uso parten del sur de los estados Apure y Zulia. Un punto de convergencia es Falcón, donde hace tres meses decomisaron 1,2 toneladas de cocaína. En el caso de los alijos destinados al mercado europeo, los trayectos pasan sobre el Golfo de Paria y Delta Amacuro. También se determinó la existencia de “rutas de entrada” para los aviones que llevan de vuelta el dinero producto del comercio ilícito. También pasan por Falcón y Delta Amacuro, y además por las costas carabobeñas.
El informe gubernamental admite la detección de 218 vuelos sospechosos por cielos venezolanos, 102 de ellos de salida. Si cada avioneta tuviese un promedio conservador de 600 kilos de droga, esto indica que hasta el mes de noviembre fueron sacados a del país 61,2 toneladas utilizando este procedimiento. Para finales de año, la proyección sería de 66 toneladas.
Este informe está siendo utilizado para justificar un paquete de “medidas estratégicas”, que van desde la adquisición de nuevos jets K8 de fabricación china, inicialmente destinados al entrenamiento primario de los pilotos militares, hasta la aprobación en la Asamblea Nacional de una legislación que permitiría derribar los vuelos considerados sospechosos u “hostiles”. El anteproyecto de Ley de Control para la Defensa Integral del Espacio Aéreo desde luego no habla de derribamiento sino de “inutilización”, aunque en la práctica ambas cosas sean lo mismo.
Llama la atención que un gobierno tan antiestadounidense como el de Hugo Chávez ceda precisamente en un aspecto en el que los gobiernos venezolanos anteriores se habían resistido, por considerar que se trataría de la imposición de una pena de muerte para los pilotos y tripulantes de las aeronaves, sin juicio previo.
Falta ver qué dirán sobre esto los promotores de las organizaciones de Derechos Humanos, que hasta ahora desconocen los pormenores de la iniciativa adelantada desde la ONA.

Breves

A pesar del bloqueo internacional, Venezuela compró un lote de fusiles Pietro Beretta, calibre 9 mm, con cargadores de 17 tiros. Son usados por efectivos de la GN. Soldados indicaron que el arma es más ligera y versátil que el AK-103, aunque tiene menor poder de parada.

43000 bolívares mensuales es el sueldo del presidente de la Corte Disciplinaria Judicial, Tulio Jiménez. El cargo no está regido por la Ley de Emolumentos, lo que lo hace de los mejor pagados en la administración pública. Además, esa instancia no ha instruido el primer caso en 2011.